El resultado de la unión del placer de viajar con el gusto por la cerveza tradicional te lleva directamente a degustar la cerveza belga, la cual destaca por su carácter único que nunca defrauda al visitante. Pero, ¿por qué se considera como la mejor cerveza del mundo?

En Bélgica existe una cultura cervecera muy arraigada, especialmente en la región de Flandes, donde beber representa mucho más que el simple gesto de refrescar la garganta, más bien es un arte. Asimismo, la cerveza belga es mundialmente conocida y demandada por la gran variedad de procesos de fabricación que tiene, sus ingredientes, aromas y sabores, que aportan gran calidad y maestría innovadora irremplazable.

En nuestra tienda gourmet online, podrás degustar las auténticas cervezas belgas De Glazen Toren, cuya filosofía es mantenerse fieles a la tradición artesanal cervecera, siguiendo el método y la receta que se vienen utilizando desde cientos de años atrás. Puedes elegir entre tres sabores diferentes: Cerveza Saison D’Erpe-Mere, Cerveza Tripel Ondineke y Cerveza de Trigo Jan De Lichte.

cerveza belga

Desde Sal y Mortero te proponemos una ruta cervecera por Bélgica que te teletransportará a las mismísimas cervecerías imprescindibles de visitar si viajas a este país cervecero.

1. Brasserie Cantillon (Bruselas)

Inaugurada por Paul Cantillon en 1900, representa la única cervecería familiar que pervive en la capital y donde elaboran principalmente la Gueuze, cerveza típica bruselense.

2. The Capital (Lovaina)

The Capital tiene la selección de cervezas más grande del mundo, concretamente tiene 3000 tipos diferentes de cerveza y 2500 de ellas son de origen belga. Suele estar bastante concurrido por lo que encontrar un sitio para sentarse es un poco complicado. Debes saber que si quieres comer algo en este local, degustarás las típicas tapas nacionales, pues el chef es español. Tapas y cerveza belga, ¿que más se puede pedir?

3. Cervecería Domus (Lovaina)

Esta cervecería se caracteriza porque hacen su propia cerveza. Junto al edificio que alberga el gran local de la propia cervecería existe otro donde están las tolvas y los barriles de su cerveza, los cuales están conectados directamente con la barra del bar, de modo que siempre tienes una cerveza recién hecha, fresca y diferente que te llega directamente de la bodega.

4. De Dulle Griet (Gante)

De Dulle Griet ofrece más de 250 tipos distintos de cerveza, tanto belgas como extranjeras. El ambiente es acogedor y sus paredes están recubiertas de adornos y madera que hacen de esta cervecería un interesante lugar ubicada en la céntrica y popular Plaza del Viernes de Gante (Vrijdagmarkt), lugar de mercados, conciertos y de encuentro de locales y visitantes.

5. Het anker (Malinas)

Fundada en 1369, es una de las cervecerías más antiguas de Bélgica. Algunas de las cervezas que ofrece se siguen elaborando en las cubas de cobre de la antigua sala de elaboración y se sirven en copas de degustación.

Bélgica es, sin duda, el destino cervecero por excelencia y por eso, te sugerimos que, junto a la imaginación que pongas mientras te teletransportas a alguna de las cervecerías citadas anteriormente, descubras nuestra variedad de cervezas belgas para vivir una experiencia gourmet única.

pack cervezas belgas Sal y Mortero