¿No sabes qué son los pickles? Puede que te suene más si te decimos que es la variante belga del Piccalilli, la salsa de encurtidos preferida de los ingleses combinable con infinidad de ingredientes.

La salsa pickles contiene cúrcuma, mostaza y trozos crujientes de verduras como coliflor, pepinillos, cebolla y un indiscreto toque a vinagre que la hace especial. Sin duda, este acompañamiento conseguirá atrapar tu sentido del gusto como ninguna otra salsa lo ha hecho.

Este producto gourmet, es 100% belga y se sirve normalmente como guarnición para patatas fritas o puré de patatas y zanahorias, pero desde Sal y Mortero te sugerimos diferentes combinaciones que harán vivir experiencias únicas aptas sólo para innovadores gastronómicos.

  • Pickles con pastelitos de carne:

Añade pickles a tus recetas con carne y crearás un plato con personalidad. Esta salsa casa perfectamente con la carne de cerdo como puede ser el secreto ibérico.

Ingredientes para 8-10 pastelitos:

2 láminas de masa brisa

200 ml. de leche

2 rebanadas de pan

400 g. de butifarras o salchichas frescas (o en carne picada también sirve)

150 g. de bacon ahumado

1/4 cucharadita de pimienta negra molida

6 hojas de salvia fresca ó 1/2 cucharadita seca

Salsa de pickles

1 huevo batido

Preparación:

Pon en leche, las rebanadas de pan durante 10 minutos.

Retira la piel de las butifarras y poner toda la carne en un bol.

Trocea el bacon muy pequeño y añade al bol. Pon la pimienta, la salvia, un poco de sal y el pan ya escurrido. Mezcla hasta que estén todos los ingredientes en una masa compacta.

Corta en círculos la masa de un tamaño mayor que el molde que vayas a utilizar, para que sobresalga. Colócalos en los huecos.

Para los círculos que usaremos de tapas, córtalos algo más pequeños, justo para cubrir el pastelito.

Finalmente, rellena la masa con la mezcla de carne, pero sin llegar hasta arriba. Añadir sobre la carne una cucharadita de salsa pickles.

Hornear unos 30 min o hasta que queden dorados. Los puedes servir acompañado de más salsa pickles.

                                                            Fuente: El Bistrot de Carmen

  • Pickles con Scotch Eggs

El concentrado sabor de los Scotch Eggs o Huevos Escoceses combina a la perfección con la salsa pickles, convirtiéndose en un tándem lleno de armonía gastronómica. Una receta gourmet con una salsa gourmet.

Ingredientes para 4 unidades:

4 huevos + 1 para rebozar

400 gr. de carne de salchicha

Orégano

Nuez moscada

2 cucharadas de mostaza de Sirope de Lieja

Sal y pimienta negra

Harina

Pan rallado

Aceite de oliva

Preparación:

Hervirlos huevos en un cazo con agua durante 8 minutos. Una vez cocidos y fríos, pelarlos y reservar.

Retirar la carne de las salchichas e incorpórala en un bol. Añade el orégano, la nuez moscada, sal, pimienta negra y la mostaza y mezclar bien. Forma 4 bolas igual en proporción.

De uno en uno, enharinar el huevo cocido y cubrirlo con la carne hasta que no se vea la clara blanca por ningún lado.

Vuelve a enharinar la bola que acabamos de crear y dale forma. Ahora, pásala por huevo batido y pan rallado dos veces para conseguir un rebozado más consistente y crujiente. Reserva el huevo escocés hasta que todas las bolas estén preparadas.

Pon en una sartén abundante cantidad de aceite para freír los huevos. Puede que la carne del interior no se cocine del todo, por lo que si los pones en el horno durante 10 minuto, ¡quedarán perfectos!

  • Pickles a bocados

Combina tus comidas rápidas como sandwiches, bocadillos, fajitas, hamburguesas  o patatas fritas con pickles y aportarás un toque potente y diferente que harán de cada mordisco un momento único.

 

Además de estas combinaciones gourmet, los pickles pueden ser el aderezo perfecto a una gran variedad de ingredientes como salchichas, bacon, queso, hamburguesas, tomates o incluso untado en tostadas será el snack idóneo para acompañar una buena cerveza gourmet.

Fuente imágenes: Pinterest